El 23 de abril se celebra el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, por ser el de la muerte de Cervantes y Shakespeare en 1616, y el del nacimiento o muerte de otros ilustres escritores, como Garcilaso de la Vega. A nivel internacional fue promulgado por la UNESCO en 1995, a iniciativa de España y, desde entonces este día miles de escuelas e institutos de diferentes países lo celebran en sus centros.

Nosotras y nosotros, como todos los años, también celebramos este día y, con el objetivo de desarrollar el gusto y la sensibilidad por pasar un buen rato con un libro entre las manos, nuestros chicos y chicas participan en el tradicional intercambio de libros, para luego poder disfrutar en el patio de su lectura.

Y es que, desarrollar el hábito de la lectura no sólo nos permite aprender sobre aquello que no sabemos sino que, es gracias a ella que nuestra creatividad e imaginación se despierta y pudiendo ser quienes queremos ser, con tan sólo inspirarnos en aquellos personajes que más simpatía nos han despertado. Cuando leemos podemos viajar a lugares fantásticos, en los que cualquier cosa es posible, podemos volar, surcar los mares o resolver cualquier tipo de dificultad pues, las aventuras que vivimos cuando estamos inmersos en la lectura de ese libro que tanto nos gusta, nos dejan una huella que nos acompañará para siempre.

Y esta magia es algo que, a nosotros y nosotras nos encanta despertar entre nuestro alumnado...

El Claustro del CEIP Vicente Gaos.

X